CULTURA PARA CELEBRAR

Cultura para celebrar

Introducción

Programa de eventos a lo largo de una semana para festejar a nuestros estudiantes.

Hablar del estudiante en términos históricos es remontarnos a los procesos de aprendizaje primarios y a la evolución misma de la humanidad.

En México, la lucha por mejores condiciones educativas, igualdad de oportunidades y la pérdida de temor a la autoridad, han sido común denominador de los movimientos estudiantiles por una mejor educación; es por ello que en el México de 1929 y teniendo como escenario un proceso electoral muy dudoso, se dio el triunfo del PNR (Partido Nacional Revolucionario, antecesor del PRI) que ganó Pascual Ortiz Rubio a José Vasconcelos, ante ello se desataron una serie de protestas en el país, con saldo de encarcelados, heridos, muertos y desaparecidos. En la capital, estas acciones aumentaron las manifestaciones principalmente de estudiantes, que coincidieron con las exigencias de autonomía de la Universidad Nacional de México, movimiento que era apoyado por las propias autoridades universitarias e intelectuales de la época. Y es precisamente en la Ciudad de México, en una manifestación del 23 de mayo de 1929, que cae muerto el estudiante Martín del Campo a causa de disparos del militar Gonzalo N. Santos.

Debido a la muerte del activista de la autonomía universitaria, se instituyó el 23 de mayo como el Día del Estudiante en México, solicitando nombrar la Plaza de Santo Domingo como Plaza del 23 de mayo o del Estudiante, siendo en julio del propio año que la Universidad adquiere su estatuto de autonomía y queda establecida como Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Así es como desde el 23 de mayo de 1929 se ha celebrado el Día del Estudiante, razón para regocijarse, pero mayormente para traer a la memoria el sacrificio de los activistas y perseguir los ideales de una educación abierta, participativa y de superación para todos los jóvenes estudiantes.

Por esta razón, dedicamos una semana de actividades culturales en honor a todos esos esfuerzos y voluntades colectivas con el fin único de una mejor y justa educación para todos.